OPINIÓN «LARGO PÉTALO DE MAR» Isabel Allende

SINOPSIS

En plena Guerra Civil española, el joven médico Víctor Dalmau, junto a su amiga pianista Roser Bruguera, se ven obligados a abandonar Barcelona, exiliarse y cruzar los Pirineos rumbo a Francia. A bordo del Winnipeg, un navío fletado por el poeta Pablo Neruda que llevó a más de dos mil españoles rumbo a Valparaíso, embarcarán en busca de la paz y la libertad que no tuvieron en su país. Recibidos como héroes en Chile -ese «largo pétalo de mar y nieve», en palabras del poeta chileno-, se integrarán en la vida social del país durante varias décadas hasta el golpe de Estado que derrocó al doctor Salvador Allende, amigo de Victor por su común afición al ajedrez. Víctor y Roser se encontrarán nuevamente desarraigados, pero como dice la autora: «si uno vive lo suficiente, todos los círculos se cierran».

Un viaje a través de la historia del siglo XX de la mano de unos personajes inolvidables que descubrirán que en una sola vida caben muchas vidas y que, a veces, lo difícil no es huir sino volver.

MI OPINIÓN

Acabó por comprender la inutilidad de empantanarse en el pasado.

Isabel Allende

«Largo pétalo de mar» nos ubica en plena Guerra Civil Española, y Victor y Roser, nuestros principales protagonistas, se ven obligados a huir a Francia cruzando los Pirineos. En Francia son llevados a campos de trabajo, y luego de poder salir de allí, se exilian  en Chile. Se establecen en Chile, se integran a la sociedad durante décadas, pero vuelven a ser víctimas de la guerra. Tras un golpe de estado a Salvador Allende, Victor, quien se hizo amigo del presidente, cae nuevamente en un campo de concentración. Tanto Victor como Roser, deben exiliarse una vez más, dejar un país que se había convertido en su hogar para empezar de cero en otro lugar.

No es sencillo explicar cómo un libro puede romperte y sanarte tanto. Cada vez que leo historias en un contexto de guerra, no puedo ni me interesa ser la persona de antes. Después de libros como «Largo pétalo de mar» me cuestiono muchísimas cosas de mi vida, e inmediatamente intento generar cambios. Es frustrante leer algo tan injusto  y saber que miles de personas lo vivieron en carne propia. La guerra no es solo para los militares, la guerra es para los civiles, para los inocentes, para las familias, para los que no saben por qué huyen o por qué mueren.

Muchos libros te hablan de la guerra, pero pocos logran hacerte sentir en carne propia el dolor, el miedo, la soledad, y otros tantos sentimientos que pueden experimentar las víctimas. Es cierto que no es un tema nuevo en la literatura, pero también es cierto que Isabel Allende supo escribir un libro que conectara realmente con el lector.

Lloré porque sufrí, y sufrí porque la historia está escrita para ello, pero también para abrirnos los ojos. Una familia despojada de todo, incluso de su libertad, sale adelante, y si no hay forma de hacerlo, se inventa una forma para no hundirse. Los sacan de un país, sacan pecho e intenta resolver con lo poco que les quede. Sin pretenderlo, es una historia que inspira, que abraza, que te susurra al oído que pase lo que pase, todo llega a su fin.

No quiero contar nada de la historia, o de cómo se desenvuelven los sucesos, pero sí quiero asegurar que «Largo pétalo de mar» es una historia devastadora, tan devastadora, que es preciosa, tan preciosa, que duele.

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.