AGUDO DOLOR

No desperté una mañana con la revolucionaria sensación de que el mundo se equivocaba al afirmar que “caer” era antónimo y no sinónimo de “levantarse”. No me rompí diciéndome a mí misma que necesitaba ese dolor, que gracias a cada pedazo sangrante de mí, iba a reconstruirme en una diosa de la guerra dispuesta a vencer sus enemigos. Cuando volé, tomada de unas manos que no eran las mías, y caí desesperada, asustada, a punto de querer morir, no pensé que era justo lo que necesitaba para aprender a volar sin depender de alguien. Para qué voy a mentir: me ahogué en la pena, para mí fue una maldición, un castigo por un crimen que no cometí.

Yo, que me creí inmortal e intocable, descubrí en medio de una agonía que se extendía días y noches, que era tan mortal como lo fueron tantos. Supe que, a veces, dejarse llevar, es dejarse matar. Poco a poco, cuando el llanto cesaba por sí solo y no porque yo quisiera parar, entendí que hay batallas que se pierden porque hay victorias que se convierten en carga.


Dejarse llevar, es dejarse matar

Inicialmente el dolor fue perderme, luego fue encontrarme. Primero fue impotencia, luego propósito. No se me olvida que estuve bañada en mi propia autocompasión y miseria. Lo recuerdo porque necesito tener presente que caí y que me levanté, pero que también me di la oportunidad de experimentar agudo dolor.

No es fácil sufrir, y muchísimo menos, es fácil no sufrir. Para sufrir se necesita poco, pero para no hacerlo se necesita mucho más de uno mismo de lo que se dice.

Uno se recupera, es cierto, pero que nadie te venda la idea de que si estás triste es por tu incapacidad de pasar página. A veces uno está mal y no sabe por qué, así que en ese caso, no hay página nueva que valga. Uno se recupera, no lo niego, pero no hay tiempo preciso ni forma adecuada para ello. Cada quien es su propio mundo, y eso lo aprendí gracias a mi sufrimiento.

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.