CARTA A MI AMOR QUE DUELE

Mi amor, amor que duele.

Han pasado tres noches y cuatro días desde nuestra última conversación, y admito que la primera noche fue extremadamente difícil. Tuve un sueño inquieto, y despertaba a cada instante porque cuando me dormía levemente, soñaba contigo, y al despertar, el desespero me invadía el cuerpo, y daba vueltas en la cama, y lloraba y me enojaba, y te odiaba, pero volvía a amarte. Al siguiente día desperté agotada, tenerte en mi mente y en mi corazón destroza todo lo que soy. Luego, no sé muy bien qué me sucedió, pero las siguientes noches y los siguientes días, aunque te he pensado, lo he hecho con resignación y no con el dolor excesivo de antes. Es como si resignarme a no tenerte se hubiera convertido en el analgésico que tanto necesitaba. Te extraño, es cierto. Me dueles todavía, también es cierto. Te amo, no lo puedo negar.

Quizás te interese leer Carta a un amor que se fue

Despierto varias veces en la noche solo para pensarte, pero me obligo a dormir, me riño por ser la estúpida que te ama, y así he pasado los días. Intento ignorarte, ocupar mi mente en cualquier actividad en casa, intento no pensar en el futuro que quise contigo, ni en cada momento que imaginé compartiendo la cotidianidad de la que tanto hablábamos; pienso en esos hijos que ya no serán nuestros, sino míos y tuyos, pero no nuestros.

Quizás me engaño, quizás este ignorarte solo sea una falsa sensación de bienestar, quizás llegue la recaída como llega un diluvio después de una perfecta mañana de sol, y de nuevo me sienta desolada por una lluvia que no cesa en mí. O a lo mejor, sin darme cuenta, sigo esperando que vuelvas a buscarme, que me escribas y me digas que ya tuviste el tiempo suficiente para saber que soy yo a quien quieres en tu vida y que me amas como a nadie más.

Posdata: lamento que te estés convirtiendo en esta lluvia que no cesa, ojalá sí sea el amor de tu vida, al menos el de otra vida. Necesito que en otra vida no seas mi amor que duele.

Sígueme en Instagram

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.