CARTA A UN AMOR QUE SE FUE

Mi amor que se fue. Honestamente no nos entiendo. No entiendo por qué nos alejamos, por qué nunca tuvimos el tiempo suficiente para hacer explotar todas las excusas y todas las razones que nos obligaron a separar nuestros caminos.

A veces despierto en las mañanas con la urgencia de verme al espejo y reclamarme, decirme con enojo « ¿Quién te crees que eres para no hacer nada, para esconderte, para romperte la vida?». Lo cierto es que no tengo esperanza, no sé cómo salvarme del dolor, no sé evitar la agonía de tu ausencia.

Siento que perdí las ilusiones y mi futuro. Siento que algo golpeó mi cabeza tan fuerte que lo único que logro recordar son las veces que nos vimos, y las recuerdo de una manera tan desoladora, que ruego a la vida que ojalá no te hubiera conocido para no sentir, hoy, tanta pena de mí y de ti. ¿Cómo hago para dispersar esta oscuridad? ¿Cómo borro de mis ojos tu rostro sonriente? ¿Acaso merezco que tu huida me duela en cada centímetro del  cuerpo?

Lee carta de amor

Me dicen que debo seguir mi propio camino, pero no puedo. No logro conectarme con otras personas, es como si tu nombre fuera un veneno que acaba con todo lo bueno que pueda tener alguien más. Tu nombre evita que lo intente, tu nombre me obliga a no besar otras bocas.

No estoy siendo fuerte, para qué negarlo. Sé que estoy cayendo muy hondo, pero mi boca está sellada y no sé pedirte que vengas a salvarme. Quizás no quieras venir por mí, quizás para ti es menos doloroso, quizás lo llevas mejor que yo.

No te culpo, la culpa es de los dos. Los dos decidimos acabarnos, los dos nos disparamos letalmente. No me engaño, no te convierto en el malo de la historia. Nos faltó fuerza, voluntad, pero sobre todo, nos faltó creer en el amor que nos tenemos. Digo tenemos porque me gusta creer que todavía no me has olvidado. Probablemente no sufras como yo, pero me parece imposible que desaparezcan tantos sentimientos de un momento a otro, perdona por favor mi ego.

En medio de mi desdicha me agrada pensar que me todavía me quieres. Me gustaría escribirte más, hablarte de lo mal que la paso en las noches que no duermo, pero por ahora no puedo, no por el momento. Me parece que llevo horas escribiendo esta carta y mi corazón no resiste tanto esfuerzo.

Con todo el amor y con todo el dolor, me despido. No puedo seguir escribiendo más.

Sígueme en Instagram

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

3 comentarios

  1. Pingback: CARTA A QUIEN ME HIZO DAÑO - Jarhat Pacheco

  2. Pingback: CARTA DE DESPEDIDA AL AÑO QUE SE VA - Jarhat Pacheco

  3. Pingback: CARTA A MI AMOR QUE DUELE - Jarhat Pacheco

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.