CARTA DE DESPEDIDA AL AÑO QUE SE VA

Mi despedida

Me despido diciéndote que me siento bien, que pese a los malos momentos, puedo estar de pie, dispuesta a andar un nuevo camino.

Cuando todo empezó, tuve miedo, miedo de enfrentarme a algo nuevo y completamente desconocido. Poco a poco, me fui acomodando a lo que me ofrecías, y aunque a veces te comportaste como un ser malvado conmigo, no te tengo rencor, al contrario, agradezco la oportunidad de haber vivido lo que viví.

Carta al amor que se fue

No todo fue un desastre, tengo muchísimas cosas para agradecer. Me abriste la puerta de mis sueños, contigo sentí felicidad de tener lo que por tanto tiempo quise. Es verdad que me alejaste a muchas personas, y en principio te odié por ello, pero viéndolo en retrospectiva, me hiciste un bien: quien se va es porque tiene que irse, porque no debe quedarse, porque quizás no merece un lugar en nuestras vidas. También, gracias a ti, conocí personas maravillosas, y estaré agradecida siempre.

Es hora de decirte adiós con una sonrisa, porque al hacerlo, me permito la oportunidad de recibir todo lo bueno que se aproxima con la mejor energía. Me plantearé nuevas metas, nuevos propósitos, y lucharé para que mi vida no se estanque en el pasado, sino que fluya libremente. Te dejaré ir con la tranquilidad de quien sabe que todo va a estar bien, como quien va de frente y es capaz de esquivar las piedras que le lancen. Y te recordaré con especial cariño, esta es mi despedida, año viejo.

Compra mi libro aquí

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

Un comentario

  1. Pingback: HACIENDO AJUSTES EN MI VIDA - Jarhat Pacheco

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.