¿NOS OBLIGAN A VER LA NAVIDAD COMO LA ÉPOCA MÁS FELIZ DEL AÑO?


Sin duda, esto es una prueba del sistema socialmente obligatorio al que pertenecemos.

¿Por qué la urgencia de obligarnos a ver la navidad como la época más feliz del año? Entiendo perfectamente que existen fechas que para muchos son muy especiales. Por ejemplo los cumpleaños, amor y amistad o San Valentín, reyes, carnavales, navidad, año nuevo o cualquier celebración a un santo patrono.

En lo personal, para mí no es difícil entender la razón por la cual esas son fechas especiales para ellos, pero sí me es muy difícil asimilar que no entiendan por qué para mí no lo son. Es como cuando me recriminan que no me guste el pescado si es delicioso en sabor y en nutrientes. Simplemente no me gusta.

Sin duda, esto es una prueba del sistema socialmente obligatorio al que pertenecemos. Quise poner el ejemplo de la navidad porque el ambiente navideño ya está en el aire, y sentí que era una buena forma de plantear mi punto.

A mí no me gusta la navidad, no la disfruto como lo hace por ejemplo mi tía que es feliz decorando su casa, pero no la juzgo, es su vida, sus sentimientos, sus emociones, y jamás juzgaría un sentimiento de felicidad.


Las personas no deberían sorprenderse si a los demás no les gusta lo mismo que a ellas.

A mí no me gusta la navidad, pero mi sobrina la ama. Para ella es sinónimo de ver a la familia, de armar el arbolito y el pesebre y de recibir regalos. Así que como ella es feliz con ello, yo misma la ayudo a armar el arbolito y el pesebre.

Al punto que quiero llegar, es que no soy un troll que intenta despedazar todo sistema navideño solo porque a mí no me gustan estas fiestas. Las personas no deberían sorprenderse si a los demás no les gusta lo mismo que a ellas. Pero como usualmente sucede, se escandalizan y tachan de incorrecto a lo que no va de su mismo lado del camino.



¿Por qué seguir una misma corriente si no nos sentimos cómodos en ella? ¿Solo para no tener que ir dando explicaciones a sus preguntas?

Lea Cartas a tus errores

Ojalá todas las personas lográramos aceptar que si algo es especial para alguien, no debe serlo también para quien está a su lado.

Hoy quise exponer brevemente mi opinión acerca de cómo nos vemos obligados a seguir las tendencias, los gustos, o como lo dije en este artículo, las fechas especiales, simplemente para no tener que ser señalados y juzgados. El no dejarnos invadir de su misma pasión y sentimiento no nos convierte en personas con corazones de piedra, solo en personas con pasiones y sentimientos diversos.

Es bonito ser diferente. Amemos la diferencia. Abracémonos a ella. Al final, es eso lo que nos representa. Yo ya no me angustio si no soy como ellos, o si no pienso como ellos. Así soy, y me respeto así.

¿Y tú, alguna vez te sentiste obligado a seguir una tendencia o a fingir felicidad por determinado suceso solo porque los demás también lo hacían?

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

Un comentario

  1. Pingback: ESTE AÑO APRENDÍ QUE... - Jarhat Pacheco

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.