OPINIÓN «LO QUE QUEDÓ DE TI», Sarah Everett


SINOPSIS

De la noche a la mañana, la vida de Addison Sullivan ha dado un vuelco de lo más extraño. Mientras viajaba en autocar de vuelta a casa, charlando tranquilamente con un pasajero de su edad, el vehículo ha patinado en el suelo helado y se ha estrellado. Addie ha salido ilesa del accidente, salvo por los olvidos que sufre de vez en cuando… y algo más. De repente, el desconocido del autobús parece estar en todas partes. En el centro comercial. En el instituto. En la puerta de su casa. Addie ni siquiera sabe su nombre, pero no puede dejar de pensar en él. En su sonrisa. En su desparpajo.

El verdadero misterio comienza cuando descubre que nadie más que ella lo ve. ¿Es un fantasma? ¿O está delirando Addie a causa del accidente? ¿Quién es el chico del autobús y por qué se topa con él constantemente? Si quiere recuperar la normalidad, tendrá que buscar respuestas en el único lugar que se las puede brindar: las profundidades de su propia mente. Pero ¿y si allí encontrara algo que preferiría olvidar?

Un vertiginoso viaje por los laberintos de la memoria pero también, sobre todo, por los misterios del amor en un emocionante libro que acompañará a los lectores mucho tiempo después de cerrar la última página.

MI OPINIÓN

Cuando comencé a leer «Lo que quedó de ti», todos mis sentidos quedaron atrapados en el misterio que suscitaba la narración de la protagonista. Addie, la protagonista, conoce a un chico en un bus, pero ese bus se accidenta y en el hospital nadie sabe nada de él. Poco después del accidente, vuelve a verlo, y de alguna forma misteriosa para ella, él le despierta entrañables sentimientos. Poco a poco, Addie descubre que solo ella puede verlo. El chico no sabe quién es, cómo se llama, o de dónde viene, solo sabe que cuando Addie piensa en él, puede aparecer.

La novela se divide en pasado y en presente. En el pasado, vemos a una Addie enamorada de su novio, en el presente, a una Addie confundida con la aparición del chico que solo ella puede ver. Y así, de este modo, se fue tejiendo un misterio que me tuvo presa a las páginas del libro, porque vamos, la premisa del libro, y la narración, por poco me vuelan la cabeza.

Pero como no todo puede ser perfecto, a medida que iba entendiendo el misterio, y a medida que la historia iba dando a la luz ciertas cosas que aclaran otras, me fui desilusionando. Y aquí voy a hablar sobre mi percepción acerca de cómo se fue desenredando la maraña de secretos. Entiendo perfectamente que cuando somos adolescentes cometemos locuras, y que el primer desamor nos hace pensar que no habrá vida después de eso, pero lo que me costó entender fue la forma tan superficial en la que pareció que la protagonista tomó la gran decisión. Esa decisión que parte su historia en dos, y que es la causante de que el chico desconocido se le aparezca solo a ella, me pareció innecesaria e inmadura.

Lo que quedó de ti

Sí logré entender el dolor de Addie, pero no entendí y mucho menos acepté que tomara una decisión de ese calibre. A partir del momento en que se esclarecieron los hechos, el libro se convirtió en una carga para mi mente. Y ese final, ese instante en el que descubre que se precipitó porque lo que pareció ser un infierno para ella, ese infierno que la llevó a hacerse lo que se hizo, no impidió que los demás siguieran su vida. Así que al contrario de beneficiarse, fue lo contrario. Cuando Addie descubre la gran verdad, se arrepiente de su propia decisión.

Quizás fue la forma en la que la autora nos contó el drama detrás del misterio, o quizás fue el estilo Adam Silvera que encontré en la historia, lo que hizo que solo me gustara a medias «Lo que quedó de ti».

Es una historia llena de un misterio interesante, pero que dado a cómo se desvela ese mismo misterio, me quedó debiendo demasiado.

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.