POEMA: QUIERO LLORARTE

QUIERO LLORARTE

Desperté sintiendo el peso de las cosas que no me diste.
Abrí los ojos y supe que estaba extrañando la vida que quise contigo
y que apenas alcancé a rozar con mis dedos
como si se tratara de un acto de magia que nunca logré comprender.
Casi pertenecí a tu vida, casi te tuve.
Huiste porque estás acostumbrado a ser la mano que deshoja flores
no quien las siembra, pero así te quise,
así te quiero, así decidí estar contigo.
Lo sabía. Sabía que te irías, tenías demasiados espacios vacíos
que yo no lograba ocupar, pero me quedé porque tenía
el ingenuo presentimiento de que un día sí,
de que un día sí sería tu todo, pero no, me equivoqué.

Hoy desperté sabiéndome sin ti, y podría dar razones para celebrarlo,
pero no logro deshacerme de la agonía de sentir
que el futuro es un desierto porque no estás en él.
Puedo verme en el futuro, enojada y dolida,
sentada sobre un pasado roto,
queriendo huir de los recuerdos inexistentes.
Tengo urgencia de llanto, quiero llorarte, pero tengo los ojos sellados,
solo soy capaz de sentir que el daño incrustado en mi pecho
es toxico y me envenena desde dentro, en silencio.
Tengo tantas lágrimas represadas,
que podrías nadar en mí
y nunca encontrar ni principio ni fin del sufrimiento que soy.

En las noches despierto cada hora,
y abro los ojos en medio de la oscuridad
y me desarmo en pensamientos necios;
me dejaste en libertad, pero no la vivo, no soy libre.
Quisiera hablarme del bien que merezco,
pero solo me hablo de ti y de tus manos que me deshojaron
y de lo mucho que las extraño.
No puedo soltarme de tu boca
que me habló de un amor que duró poco,
ni de las promesas que fueron mentira.

Me desperté y busqué tus fotos.
Me torturé lentamente, viendo en cada una de ellas tu nombre y tus palabras
que no desaparecen de mi memoria aunque sé que ya no son reales.
No quería que fueras mi herida, lo intuí muchas veces,
pero no lo quería, porque saber no es querer, saber no es aceptar.
Ahora el tiempo sin ti es una cadena interminable de verdades
que se pegan en mi piel y me cortan porque parece
que solo cuando duele se entiende.

Acerca de Jarhat Pacheco

Joven escritora colombiana.

Un comentario

  1. Brenda Guasaquillo Leyton

    Es increíble como lograste transmitir todo lo que hace mucho quería decir en voz alta.
    Que curioso que tengamos en común un sentimiento tan desgarrador…la vida.

No olvides comentar...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.